top of page

Robando Lancaster

Hubiera sido difícil de creer, al mirar al sitio futuro de Lancaster durante el principio de los años 1880, que tal tierra aparentemente aislada algún día sería el hogar de centenares de millares de residentes permanentes viviendo su día a día, a menos que usted sea el Sr. Moses Langley Wicks. En 1884, el Sr. Wicks compró 60 secciones de tierra explorada del Ferrocarril del Pacífico Sur (SPRR, por sus siglas en inglés). Él luego usó una parcela de seiscientos cuarenta acres dentro de un área conocida como Sección 15 para diseñar el sitio principal de lo que se convertiría en Lancaster, justo al lado de la línea ferroviaria SPRR recién terminada; aquí, el ferrocarril había estado operando la parada de agua que figuraba como “Lancaster” desde principios del año 1880. Esta relación y la proximidad al ferrocarril era necesaria para la sostenibilidad y el desarrollo de principios de Lancaster, sin embargo, la relación comercial entre Moses Langley Wicks y el Ferrocarril del Pacífico Sur, así como la venta de tierras, que fue el resultado de esta relación, estaría sumido en batallas legales que solo serían resueltas un siglo después por el máximo órgano legislativo de la nación.


Representaciones de primeros artistas de una vista aérea del Antelope Valley



La legalidad de la venta estuvo en duda desde el principio. En febrero de 1884, Wicks comenzó a subdividir el municipio de la Sección 15 en una cuadrícula de calles que surgió de la línea existente del Ferrocarril del Pacífico Sur, junto con la actual Sierra Highway y Lancaster Boulevard. Wicks luego invirtió fuertemente en el desarrollo y la publicidad del creciente municipio de Lancaster mediante la ejecución de anuncios que llegaron tan lejos como a Europa para atraer a los colonos a venir y vivir en el desierto de California, algunos incluso llegar a la ciudad de London. Infortunadamente para Moses Langley Wicks y los residentes de Lancaster que le habían comprado sus tierras a él, en algún momento entre 1885 y 1890 la Legislatura de California se dio cuenta de que Moses Wicks había estado vendiendo tierras de su patente de 1884, aunque el terreno en cuestión no había sido liberado en propiedad del SPRR hasta el 9 de enero de 1885, casi un año después de que Wicks hubiera vendido los primeros lotes de Lancaster dentro de la Sección 15.


Mr. Moses Langley Wicks


Una ardua batalla legal se produjo contra Wicks y el SPRR. Los desafíos a la venta y transferencia de la tierra tomaron años para serpentear a través de varios niveles de la corte hasta casi diez años completos después de la zonificación de los lotes, cuando el caso fue puesto en la lista del Comité del Circuito del Distrito 9 de California. Para el 19 de julio de 1894, el Tribunal Federal de Circuito declaró nulas las patentes de tierras originales de 1884 y 1887 entre Wicks y el Ferrocarril del Pacífico Sur; se afirmó que el SPRR no tenía el derecho legal de ceder la tierra al Sr. Wicks en el momento en que se habían producido las compras, citando la venta ilegítima del ferrocarril ‘Right of Way’.


Depósito Original del Ferrocarril del Pacífico Sur, 1890, “Lancaster” es visible en la señalización frontal.


Sin embargo, Wicks no iba a caer sin luchar. Utilizando los beneficios que había acumulado de la venta de la mayoría del poblado al Sr. James P. Ward en 1888, el Sr. Wicks contactó con el Departamento del Interior de los EE.UU. y solicitó la venta del área de la Sección 15 una vez más. Esta vez, utilizó una ley del congreso de ochenta años para justificar su compra. De conformidad con la Ley de 24 de abril de 1820, Moses Langley Wicks solicitó la venta de tierras previamente zonificadas y encuestadas por el gobierno federal, incluyendo el poblado de Lancaster en la Sección 15, por “Entrada de Patentes en Efectivo”; como resultado, al Sr. Wicks se le concedió posteriormente la Entrada de Patente en Efectivo No. 5565 por el Departamento del Interior de EE.UU. el 15 de junio de 1900. Seis años después de que los tribunales declararan que la tierra era de su propiedad ilegal, y después de tres compras documentadas de la misma tierra, parecía que la cuestión jurídica sobre la propiedad y el uso de la tierra finalmente se había resuelto. Durante décadas, las disputas y las largas batallas judiciales desaparecieron de la memoria y fueron olvidadas.


Vista de la Sierra Highway en Lancaster, mediados de 1950


Casi ocho décadas más tarde, los residentes del área de Lancaster participaron en una elección pública y el 22 de noviembre de 1977, Lancaster se incorporó oficialmente como una ciudad independiente dentro del condado de Los Angeles. De repente, un nuevo tema apareció en la agenda de la Sesión 95 del Congreso, 1977-1978 - el tema de la propiedad de los derechos de la tierra en un área conocida por el Departamento del Interior de EE.UU. como Sección 15 T.7N., R.12W., ahora conocida como la Ciudad de Lancaster.

Después de tener varias audiencias sobre el tema, en 1978 el 95º congreso decidió que para confirmar la transacción de 1900 entre el Departamento del Interior de EE.UU. y Moses Langley Wicks no infligiría ninguna carga presupuestaria o impacto inflacionario en la economía nacional; por lo tanto, su conclusión era aprobar finalmente la transacción federal del siglo anterior. Esta acción finalmente garantizó los derechos de propiedad a los propietarios a través del Antelope Valley que, durante noventa años anteriores, habían estado desarrollando involuntariamente en tierras de dudosa propiedad.

Fuentes:

Lancaster Museum of Art and History Permanent Collections

Bai “Tom” Tang & Terri Jacquemain. Historic Building Survey: Lancaster Downtown Specific Plan. CRM TECH: Colton. CA. 2008

Bai “Tom” Tang & Bruce Love. History and Archaeology at old downtown Lancaster: The Lancaster Sheriffs Station Project. Monitoring, Testing, and Mitigation. Bruce Love: Riverside, CA. 1995



bottom of page